top of page

Diario Gourmet 4: “En el Mozart...”




Mozart, nombre del genio compositor de tantas obras. Cómo no dedicarle algunas palabras de admiración... La Flauta Mágica que en su contenido entre la risa y el drama, presenta profundas enseñanzas morales. El valor de la amistad, el sacrificio para conseguir una meta anhelada, la simpleza del hombre corriente y el contraste con aquel que busca la iluminación. Aparece cómo el destino es parte de la vida y cómo podemos nosotros ser parte de la construcción de nuestro destino. Podría alargarme al hacer un análisis de los personajes de esta obra, que en realidad representan arquetipos de la psique. Los invito a investigar por su propia cuenta y disfrutar, si pueden hacerlo, de esta famosa ópera.


La bien verdad es que me junté con una amiga a tomar un cafecito en “El Mozart”. Es una antigua pastelería, de la época de mi infancia. Yo la recuerdo desde hace como 45 primaveras. Las tres anteriores no me acuerdo. Era muy chica. Ahí era donde se compraban tortas y pasteles para ocasiones especiales. Riquísimos, al igual que hoy.

Esta pastelería se ubica desde siempre en la esquina de Pedro de Valdivia y Simón Bolívar, dos calles principales de la comuna de Ñuñoa en Santiago de Chile. Su nombre es “Mozart”. Así de simple. Sin el artículo “el” que en el lenguaje corriente se le agrega. Bueno acá es una costumbre ponerle artículos a todo: el perro, la Juana, el auto, el edificio, la muñeca, el Lucho, el Pior es na’, etc.

Buscando antecedentes de su historia, me entero de que existe desde 1967 en el mismo lugar. O sea, ¡es más vieja que yo! Ups... perdón, quise decir: “tiene más tradición y experiencia que yo”. Ay... lo que hacen las palabras... uno puede ser glamourosa o muy brutal para decir la misma cosa. Creo que siempre hay que estar atenta para usar las palabras adecuadas y no las primeras que se nos vienen a la mente, mejor dicho las primeras que emitimos. Para ello hay que pensar primero y después hablar.

Hace muchos años que no me había deleitado con las exquisiteces de este lugar y me pareció una muy buena idea juntarme con mi amiga a conversar un café en este conocido lugar.





Al entrar es como volver en el tiempo. Hay una colección de tarros de galletas antiguas en las repisas y muchas hermosas cajas metálicas para hacer regalos. Las vitrinas están llenas de variedades de galletitas, chocolates, monitos de mazapán y obviamente una gran variedad de tortas y pasteles. Llama a la atención que hay pasteles especiales sin azúcar, los cuales son una estupenda alternativa para quienes por diversos motivos tiene que evitarla.

En realidad, es una pastelería que dispone de una barra pegada al vidrio que limita hacia Pedro de Valdivia y tres o cuatro mesitas altas redondas para que los tentados nos podamos tomar un cafecito, té y degustar algo rico. No es el concepto de una cafería como tal. Sin embargo, no hay atochamientos ni falta espacio. Alcanza para todos.

La atención impecable. Todos con una sonrisa, prestos a resolver cualquier duda y sin importar la cantidad de pedidos todos se despachan en forma expedita. Es muy ordenado. Hay números de atención para quienes vienen a comprar y otros números para quienes vienen solo a retirar un pedido solicitado con antelación.



En esta ocasión compartimos los pasteles que pedimos que uno era de castaña y el otro de lúcuma. Ambos muy ricos con el dulzor justo sin llegar a ser relajante. Los platos tenían escrito “Mozart” como firma que parecía hecha de chocolate. Las servilletas también en la misma línea con un trozo de partitura.


Yo creo que lo único que faltaba era haber puesto de fondo, sutilmente, algunas melodías de Don Wolfgang, para terminar de dar realce a este ambiente tan “mozartiano”.


A pesar de los años, no ha cambiado el servicio ni la calidad de esta añosa pastelería. Ha sabido estar acorde a los tiempos sin bajar la calidad de sus productos. Quedé muy agradada del momento pasado, haciendo recuerdos de una infancia donde esta pastelería representaba el premio a la buena conducta.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page